Friday, January 02, 2009

Que la música no pare, coño!!!!




Recibo el año nuevo convencido de que La Rotunda, la banda joropunk que ya no tocaba desde mediados de 2008, no existe definitivamente, pero sabiendo que puedo contar con el pana Pedro, el guitarrista con quien comencé ese proyecto. Mi hermano Iván ha dejado un mensaje en mi entrada sobre la disolución de la banda comparando a La Rotunda con Tear for Fears...y con, estem, Francisco y Fernando , no porque el sonido se asemeje, sino porque es producto de la colaboración entre dos personas...desde ese punto de vista, La Rotunda no ha muerto...


La verdad, sigo abierto a seguir haciendo música...porque de paso necesito componer. Además, siempre cargo encima un cuaderno en el cual escribo letras que se me ocurren para futuras canciones. Pero no me motiva mucho seguir con La Rotunda, aun asumiendo que en realidad esa banda eramos Pedro y yo. Después de conversar con el susodicho guitarrista, decidimos que lo más sano era volver a rescatar nuestro primer proyecto, el cual se llamaba Los Niños cantores de Nagasaki . Borrón y cuenta nueva.

Si bien, Los Niños Cantores de Nagasaki era Instrumental y muy experimental (al punto de que podiamos tocar una sola canción en vivo y alargarla mediante la improvisación), pensamos que podría servir para tocar música también con letra, e incluir en el repertorio la música de otros proyectos en donde he tocado, incluyendo La Rotunda. Guitarra, cuatro, secuencias, cajas rítmicas, voces...todo junto...

Cuando empecé con La Rotunda me estaba reconciliando con la música acústica. Abandoné las programaciones electrónicas y quería volver a lo orgánico. Salté del FL Studio al cuatro con pedal de guitarra. Ahora sólo me queda, como salida, crear secuencias para acompañar unas canciones de punk folklórico que yo crée...pero no sonarán como antes. Y creo que es una oportunidad de reinventar lo que he hecho.

Por otra parte, tengo un repertorio puramente electrónico perteneciente al proyecto Alan Turing´s Machine , el cual me da fastidio tocar en directo yo sólo. La verdad, considero un poco aburrido conectarme con una Laptop y controlar el sofware de música para que suenen piezas instrumentales y nadie sepa lo que estoy haciendo...también es aburrido limitarme a poner cd´s en un Discplay. Me gusta cantar (o pegar gritos) y tocar instrumentos reales, y combinarlos con esos ritmos programados....

Durante una epoca (4 años hace) quería chocar con todo el mundo, y quería matar a la música rock. Por eso me gustaba tocar música electrónica en locales, con la simple ayuda de una computadora, sin que nadie entendiera nada ni escuchara "canciones" con letra. Si una canción de rock duraba 3 minutos y tenía coros y estrofas, yo quería hacer lo contrario: canciones de media hora, sin final definido, sin letras, sin estructura definida...
Algo de ese pasado electrónico loco quedará en mi nueva música, pero el joropunk también es pasado. Lo mejor que puedo hacer es un nuevo proyecto con todas las fascetas que he experimentado hasta ahora....
Post a Comment