Friday, May 27, 2016

Hace 39 años profanaron un himno. El mundo no volvió a ser el mismo.


Ocurrió hace casi 40 años. Un single irreverente, con una voz malcriada y potentes riff rock´n´rolleros salió a la venta. Inglaterra vivía la crisis del Estado de bienestar. Pese a la miseria, la nobleza británica seguía mostrando su pompa. Y las estrellas de rock se parecían a la nobleza.
God Save the Queen hacía mofa de la monarquía británica. Tomaba el nombre de un símbolo patrio, para destruirlo. El resultado ante tal sacrilegio fue la censura. Pero el sencillo siguió apareciendo en las listas. Los rankings mostraban un espacio en blanco, pero todos sabían de cual canción se trataba. Llegó al número 2, y le pisó los talones a Hotel California de The Eagles.
Los Pistols no habían inventado nada. Su música estaba inspirada en los norteamericanos New York Dolls, la banda de travestis que había sido también manejada por el promotor Malcolm McLaren. No eran en realidad malos músicos. Tenían el nivel de una banda de rock promedio. Los cuatro acordes del punk eran los mismos cuatro acordes del rock´n´roll primigenio. La vuelta a las raíces.
La voz de Johnny Rotten, criticada por su estridencia e indisciplina, es quizás la característica más original de la banda. No era producto de una incapacidad vocal, sino de la ira. Una ira mostrada con sarcasmo. Este tipo de vocalización es hasta el sol de hoy imitado por miles de agrupaciones del género. Sin esa estridencia vocal, posiblemente no hubiésemos llegado a oír hardcore-punk, thrash metal o grunge. Tampoco yo me hubiese atrevido a profanar el joropo como lo hago con La Rotunda.
Si bien la agrupación se ganó también una fama de agitadores políticos, es bueno recalcar que Nevermind The Bollocks, su único álbum oficial, no es una colección de panfletos contestatarios. Sólo God Save the Queen y Anarchy in the U.k. entran en esa categoría. Nunca hicieron canciones que pudieran catalogarse de "socialistas" o "anti-capitalistas". Su rebelión fue más musical y estética. El solo hecho de tocar ese tipo de música, sin importar la letra, era ya ofensivo.
No tengo nada contra los rockeros progresivos. A diferencia de Johnny Rotten no odio Pink Floyd, de hecho es uno de mis grupos favoritos. Pero de vez en cuando en la música, en el rock, en el arte en general hace falta una rebelión radical. ¿Y qué decir del contenido ideológico de God Save the Queen?¿Está vigente?. Pienso que hay algo peor que la monarquía, y son esos sistemas totalitarios camuflados de democracia, los cuáles se jactan de ser republicanos, pero practican el culto a la personalidad, incluso cuando se trata de difuntos. Sistemas que son administrados por una élite que habla de igualdad mientras vive mejor que el resto de la gente, es decir, como reyes, pero reyes absolutos. Esa gente nos tiene viviendo peor que en la Inglaterra del ´77.

Tuesday, May 17, 2016

Amigo venezolano: léase esto cuando haga una cola.

Hay leyes que son injustas. No todo lo que es legal es bueno, y no todo lo que es ilegal es malo. SIn embargo, el ser humano busca sobrevivir y tener cierto confort, y evita el castigo, por lo cual termina respetando leyes injustas, por más absurdas que estas sean. Eso es peligroso, porque si bien, muchos tratan de ser precavidos para evitar represalias contra sus seres queridos, por ejemplo, otros terminan, por ejemplo, cuando la represión avanza, delatando a sus seres queridos. Así avanzan los proyectos totalitarios, con el miedo de la gente a perder su libertad y su vida. Pero ya es tarde, porque no son libres en realidad.

Ahora, yendo al grano, quiero hacerles una pregunta ¿A Uds. les parece justo estar haciendo cola dos días a la semana por número de cédula?¿Les parece correcto no poder comprar una bolsa de Harina Pan, aunque tengan hambre, que no es lo mismo que tener un antojito, porque sus cédulas no terminan en el número correcto?¿Consideran justo que los miren con cara de culo cuando insisten en que tienen hambre, en que desde hace un mes no compran el citado producto y el cajero o la cajera dice con indiferencia "siguiente"?. A muchos no les parece correcto, de hecho saben que es humillante, pero están ahí, haciendo la cola que el gobierno quiere que hagan. Salimos a una marcha a exigir derechos, y luego hacemos la colita que nos imponen.

Ahora pienso en los negros que lucharon por los derechos civiles en los años ´60. Tenían que darle el asiento a los blancos en los autobuses. No podían compartir asientos con los blancos en los coffee shop aunque por lo general ni siquiera tenían permitida la entrada.No podían bañarse en las mismas piscinas. Aquí, sin importar tu clase social (es decir, tu nivel de pobreza) te están tratando como a un negro.

¿Y ellos que hicieron? pues, hicieron una protesta práctica. Si no me dejan utilizar la misma piscina que los blancos, voy a usarla ajuro. Hubo víctimas, hubo mártires, pero llegó el momento en que ya nadie los controlaba...y hay que reconocer que quienes no fueron pacíficos también tenían razón.

Se que es fácil decir estas vainas. Se que si uno arma peo en una cola la GNB puede como mínimo echar gas lagrimógeno. Pero mientras estemos aceptando pasivamente esas cosas que nos impone el gobierno, que la principio son pequeñas y con el tiempo van agrandándose hasta convertirnos en un rebaño, iremos perdiendo nuestra libertad a cambio de una bolsa de harina Pan que quizás no podamos comprar porque no tenemos el número de cédula correcto o porque se acabó cuando llegamos al final de la cola. No estoy llamando a la violencia, llamo al boicot activo.

Tuesday, April 19, 2016

Yo tampoco quiero mando (Mi reflexión sobre el 19 de Abril de 1810)



Más de 200 años han pasado desde aquel 19 de Abril de 1810, el cual, contra la creencia popular, no fue el día de nuestra independencia, sino el día en el cual dimos el primer paso hacia la misma. Anteriormente hubo conspiraciones, levantamientos, intentos de invasiones libertadoras, pero no hubo un papel activo del "pueblo venezolano" en esos acontecimientos. Si acaso, el papel de “el pueblo” fue el de observar pasivamente, como los esbirros de la Monarquía apresaban o ejecutaban a los primeros conspiradores.

Abunda aun hoy una visión simplista de la historia. El gobierno venezolano habla del 19 de Abril como un día anti-imperialista. La oposición compara al presidente Maduro con Vicente Emparan, quién ejercía en aquel momento el cargo de Capitán General, y solicitan su renuncia. Otros, “más lúcidos” nos recuerdan que aquel 19 de Abril fue impulsado por una junta de blancos criollos, monárquicos, quienes querían impulsar los derechos de Fernando VII, el despota que perdió su trono ante la invasión napolénica en España.

Esto último es cierto. Ante la ausencia del soberano Rey de España, y sus dominios en América, el pueblo decidió asumir la soberanía en esos territorios. Se organizaron en juntas municipales. Deliberaron. Redactaron constituciones. Pero si bien, estas juntas estaban conformadas por blancos criollos, no es cierto que todos estuviesen interesados en devolverle sus derechos al “manganzón” de Fernando VII. Estuvieron también los liberales, de ambos lados del Atlántico, que aprovecharon la situación para impulsar la creación de Repúblicas.

En el caso de Venezuela, esos blancos criollos republicanos eran una minoría muy pequeña comparada con los negros, pardos o mestizos monárquicos. Quienes creían en el modelo republicano pertenecían a una élite social acomodada, pero sin el mismo poder de los blancos españoles. No por ello tenían menos razón. Si se hubiesen hecho elecciones en aquélla época, algo improbable en una Monarquía Absoluta, el resultado hubiese sido un triunfo abrumador de esa Monarquía Absoluta.

Posteriormente vino el 5 de Julio de 1811, día en el cual se declaró la independencia y se fundó formalmente una República. Luego vino más de una década de guerras contra un gobierno que no reconocía a Venezuela como un país libre, sino como una provincia arrebatada por rebeldes... ¿y que nos queda de todo esto?.
La emancipación de la América hispana coincide no sólo con las invasiones de Napoleón. También coincide con el impulso que recibió la ideología liberal en España durante ese momento, hasta el punto de discutirse y aprobarse una Constitución en Cádiz, en 1812, en la cual se limitaba el poder del Estado y se eliminaban privilegios feudales y aristocráticos. Una constitución que fue abolida en 1814 cuando el gracioso Fernando VII retornó al poder, viniendo a recuperar el poder que el pueblo le había cuidado. Ello incluyó la posterior persecusión de seguidores del liberalismo.

Los partidarios del Rey eran amigos de la concentración de poder. Rendían culto a su personalidad. Al menos fueron sinceros y se autodenominaron “serviles”. ¿Asumiría alguien hoy en día, en su sano juicio, esa clase de postura?. Se supone que no. Se supone que nisiquiera en países donde aun existe la Monarquía la gente aceptaría el absolutismo, al menos en países como Inglaterra u Holanda. Pero existen formas de gobierno que resucitan la Monarquía Absoluta sin que la gente se de cuenta. Sólo basta con cambiar el discurso, aparentar ser radicalmente distinto, y terminar haciendo lo mismo.


Le dan un poder ilimitado al Estado, haciendo creer lo contrario. La división de poderes, propia de una República, es una falacia. El derecho a la propiedad es privilegio de la clase política, aunque también de unos cuantos amigos del gobierno. Fomentan la confusión entre pueblo y Estado, mientras este último expolia al primero. Es un tipo de Monarquía Absoluta que ya no usa el discurso elitesco sino el masivo. Por algo la denominan Socialismo del Siglo XXI. Pero ciertamente, no es primera vez que se hace semejante engaño. Personalmente puedo sacar una conclusión lapidaria:  Yo tampoco quiero mando.



Tuesday, April 05, 2016

Para ti, Yael Farache (Carta abierta a una judía iberoamericana y anglófila "tradicionalista")

Estimada Yael

Espero no te perturbe mi forma de comenzar esta correspondencia. Lo de “estimada” o “estimado” es sólo una palabra protocolar. No soy quién para decir si te estimo o no. 

Haré un esfuerzo por ser breve. Se que no eres amiga de los escritos largos. Tomando en cuenta tu inteligencia y bagaje cultural, he de asumir que es el tiempo, y no otra cosa, el obstáculo para leerlos. A mi también me sucede con otras cosas, como por ejemplo esos vídeos en youtube donde alguien se filma hablando por casi 20 minutos. Pero por favor no te sientas aludida. Siempre existen excepciones a la regla. Una de esas excepciones, y no lo digo para adularte, es precisamente este vídeo tuyo.

Comienzas con una afirmación provocadora: “Ser libertario es lo mismo que ser comunista”. ¿Es una ofensa?¿una audacia?¿un chiste?¿acaso una afirmación ingenua? Me hice todas esas preguntas. Pero en lugar de cerrarme, decidí darte una oportunidad, para ver como lo resolvías. Quién sabe. Quizás hasta podías haber descubierto la fórmula de conciliar dos doctrinas opuestas. Lamento decirte que no pasaste la prueba. Creo que tienes capacidad de hacer mejores argumentos. Pero tu defensa de la cultura occidental (judeo cristiana, en realidad) te lo impide. Mejor ir al grano, y por puntos:

1) Descubriste el marxismo cultural en un libro de 1958. Ok, yo lo descubrí leyendo a Antonio Gramsci, teórico comunista de la época de Mussolini quién de hecho, escribió  sobre la propagación de su ideología a través de la cultura. ¿No te parece indispensable hablar de Gramsci cuando se habla de un tema así? Me parece que sí. 

2) El marxismo es ante todo una teoría económica. Los aspectos morales (o inmorales) que tu criticas son propios del verdadero pensamiento liberal, conocido en norteamérica como libertarianismo. Se trata de respetar todos nuestros derechos y libertades individuales, no sólo el derecho a la propiedad. Si los comunistas o socialistas han hecho campañas a favor del matrimonio gay o la legalización de las drogas ha sido para obtener votos. En los países donde hubo dictaduras de izquierda, de hecho, estas libertades morales brillaron por su ausencia. ¿Te suena Reinaldo Arenas? Fue un escritor cubano perseguido por su orientación sexual. 

3) En el marxismo, el ateísmo es una imposición, no una elección. En el libertarianismo, puedes creer o no creer lo que quieras, siempre y cuando respetes los derechos de otros. Otro aspecto moral, más propio de Engels que de Marx, es la eliminación de la familia tradicional. No se puso nunca en práctica en ningún sistema socialista. De existir, hubiese sido algo impuesto por el Estado o la comuna, no producto de la voluntad individual. Imagino que para ti Ayn Rand, una filósofo y escritora norteamericana de origen ruso, quién huyó de su país por culpa del bolchevismo, y clara exponente del individualismo, es también víctima del marxismo cultural debido a su condición de no creyente. ¡No se puede ser ateo sin ser comunista! (según tu). 

4) ¿Es problemático que los think tanks liberales o libertarios se concentren en propagar un discurso fundamentado en teorías económicas? Probablemente. En mi opinión, el problema es que no se ha sabido propagar el liberalismo económico con un lenguaje más sencillo, algo que me duele mucho decir, por cierto. Aparte de eso, ni la creencia en una religión ni el nacionalismo resuelven problemas como la escasez. ¡Y cuantos gobiernos de izquierda radical han usado el mesianismo y el patrioterismo para manipular a la gente! Se parecen en ese aspecto a la derecha tradicionalista que tu tanto defiendes.

5) Divertido defender el conservadurismo como el derecho a vivir entre gente semejante a ti. Divertido, porque eres hispanoamericana, de origen hebreo, y tienes años viviendo en Estados Unidos. 

6) Un paréntesis por favor: De pronto abro otra ventana de mi navegador web y me topo con este artículo en el cual afirmas que “la derecha no puede ser moderna, (porque)es ante todo admiración hacia la tradicion, ante el pasado” lo cual también resulta risible. Me imagino que en el caso de España, país con el cual debes tener algún nexo porque lo nombras mucho, añoras aquélla época en la cual expulsaron no sólo a los moros, sino a tus ancestros, los judíos sefarditas. Es importante recalcar entonces que podrías hacer las pases con los fundamentalistas islámicos: ¡ellos si que son amantes de la tradición, no quieren modernizarse! Y para completar, leo tu postura ultraconservadora en una página con entradas como ésta. Demasiada incongrencia, diría yo. Tan incongruente como la boliburguesía chavista. No tengo nada contra las mujeres que lucen sus escotes pero ¿crees que hace apenas 100 años te lo hubiesen permitido?

7) No puedo terminar este artículo, carta o lo que sea diciendote que los libertarios no somos ningunos “tontos útiles al servicio del comunismo”. Nuestro pecado, si acaso, es no saber como popularizar nuestro discurso. Pero sabemos que si la mayoría de la gente, incluyendo socialistas anti-autoritarios,  entendiera los objetivos reales del liberalismo económico ¡nos apoyara!. No creo realmente en derechas ni en izquierdas. Prefiero confrontar libertad y totalitarismo. Pero si algo puede perjudicar a eso que llaman derecha es la existencia de esa corriente patriotera y pacata que tu representas, sobretodo cuando se notan sus inconsistencias. No lo digo por nada malo. Es bueno reflexionar sobre esas cosas.

Sin nada más que decir (por ahora) se despide

Ernesto Soltero
Liberal libertario
víctima del marxismo cultural




Thursday, May 07, 2015

Tutmonda Records: nuevo sello virtual




Saludos a todos

Quién haya seguido mi blog, sabe que aquí trato cualquier tipo de tema que sea de mi interés, aunque ciertamente, mis últimos post han sido sobre política. Uno tiene sus épocas...

En este momento estoy inaugurando, de forma modesta,  una disquera virtual (netlabel) y como necesitaba una referencia para empezar, no se me ocurrió otra cosa que " re-editar" el álbum de mi proyecto electrónico Alan Turing´s Machine, el cual alguna vez publiqué en este blog en un post dónde hablaba de inaugurar precisamente una disquera. Ese post ahora es actualizado al cambiar el enlace de la descarga.

 La invitación es a los músicos (y también diseñadores, e incluso artesanos, posteriormente diré por qué) a sumarse a esta iniciativa. Por ahora estaré ofreciendo descargas gratuitas con material inédito, desde artistas nuevos hasta rarezas de artistas más reconocidos. Esa es la primera fase de Tutmonda Records. Hago un llamado a los interesados a compartir su material para que se pongan en contacto conmigo a través de los correos ernestosoltero@gmail.com y tutmondarecords@gmail.com. Tutmonda (me encanta hablar en 3era persona) se encargará de la divulgación en redes sociales e incluso medios tradicionales.

En cuanto Alan Turing´s Machine, proyecto que tengo un poco en el olvido por mi trabajo con la banda La Rotunda, tiene como próxima meta la realización de un álbum de remixes, contando con la colaboración de artistas nacionales.


Sunday, February 16, 2014

Carta a un chavista crítico (I)

Estimado amigo

Para empezar, quiero que sepas que no uso el término “amigo” como un recurso demagógico. No estoy optando a ningún cargo público, y de hecho, tengo amistades de tu tendencia política. También conozco gente que cortó cualquier vínculo afectivo conmigo o al menos se distanció de mi por mi forma de ver la vida, así como enemigos que me gané de gratis por emitir opiniones incómodas para ellos. Personalmente, no considero correcto quedarme callado para conservar un trabajo o una amistad, aunque entiendo que debe existir respeto. Espero estemos de acuerdo en ese punto.

Reconozco que muchas veces no he expresado mis opiniones de la mejor manera. A veces uno cae en el error de ser ofensivo, lo cual es contraproducente cuando uno quiere convencer a alguien, se tenga o no se tenga razón. Por supuesto, más de una vez me sentí agredido y reaccioné visceralmente. En todo caso, si has sido insultado por alguien que ha dicho cosas como “chavista, muérete” o simplemente te han llamado “Imbécil” te diré algo: me siento igual cuando me llaman “fascista” , “imperialista” o “apátrida”. Creo que nos estamos entendiendo. Ojalá sea así.

Quiero también aclarar lo siguiente. Como seguidor de mi doctrina, el pensamiento liberal, me encantaría conseguir más adeptos e incluso contribuir a que algún día ¿por qué no? ganemos elecciones. Soy sincero. Pero en este momento no me interesa si te conviertes en opositor o liberal. Me interesa que seas crítico, que seas tolerante. Porque soy contrario al socialismo radical, pero te diré algo: respeto sobremanera a la gente que saca sus propias conclusiones, y espero el mismo respeto hacia mi.

Respeto, por ejemplo, a gente como Teodoro Petkoff (seguro lo detestas por venderse al imperio, tengo amigos que lo detestan por ex guerrillero y ñángara) quién escribió un libro como aquél sobre Checoslovaquia, en el cual se oponía al stalinismo y a la rigidez que le enseñaron los comunistas dogmáticos. Mi padre (socialdemócrata) tiene también una frase que me gusta mucho: “el peor “ismo” es el fanatismo”. Se puede ser creyente en una ideología al 100% y a la vez respetar los derechos de quienes disienten.¿No te parece?. Créeme, hay gente que está de acuerdo conmigo cuando hablamos de Adam Smith, pero no entiende ese punto. Me dan pena.

Pero aparte de eso, más allá de nuestra tendencia política, pienso que no debemos permitir la sinvergüenzura. Hay quienes dicen, por ejemplo, que Antonio Guzmán Blanco (el Ilustre Americano, fue bautizado por el Congreso de la época, de forma pomposa y hasta ridícula) era liberal, mientras otros no lo ven así. Pero de haber yo existido en aquélla época, hubiese criticado sus marramucias y corruptelas, aunque le estuviera dando armas al Partido Conservador. Cambia lo de “Partido Conservador” por “La Derecha” y te sonará familiar lo que acabo de escribir. Definitivamente, lo hubiese cuestionado igual, aunque le diera becas a artistas como Arturo Michelena o convirtiera a Caracas en una pequeña París. Espero que aceptes que no cualquier cosa por estar dentro de las líneas de tu partido es buena.

Creo, entonces, que estamos de acuerdo en varios temas: debemos respetar al otro, debemos ser autocríticos y liberarnos de dogmas, no podemos aplaudir todo lo realizado por un gobierno sólo por estar constituido por gente de nuestra organización política. Quiero decirte algo, aunque tengo fe en nuestro entendimiento: no tengo fe en las buenas intenciones del gobierno al cual apoyas, porque tu eres una cosa y el gobierno otra. Porque no siento que pueda dialogar con ministros, congresistas e incluso, con el presidente, haciéndolos entender mi razonamiento. Ganar unas elecciones (no te voy a decir nada de mi posición ante el CNE) con poco más de la mitad de los votos y empezar ofendiendo a los perdedores no es un buen comienzo.

¿Recuerdas la parte de los insultos?. Bueno, tu y yo nos entendemos. Pero hace unas horas vi al presidente Nicolás Maduro catalogando a sus adversarios como insectos, en un discurso donde se supone llamaba a la paz. Es algo que yo no puedo cambiar, porque no soy gobierno, nisiquiera tengo voz ni voto en el parlamento. Y al igual que Nicolás Maduro hay ministros, congresistas, gobernadores y alcaldes poco dispuestos a entender eso del respeto. Al momento de escribir esta carta, hubo un problema en Chacao, y no se a ciencia cierta si fue causado por “infiltrados” o por opositores temperamentales. Pero al menos me lo estoy preguntando ¿tu te lo preguntas o te creiste la versión oficial apenas la escuchaste?. Pero eso sucedió horas después de unas declaraciones presidenciales algo torpes. Internet permite la información libre de rumores, pero también es un inmenso archivo actualizable todo los días. Si no sale ahí, seguramente no existe. Imposible olvidar cuando los recuerdos están en los servidores.

A estas alturas, espero haberte hecho pensar. Quién sabe, posiblemente hayan coincidencias desde nuestras aceras ideológicas. Hay problemas que a ambos nos afectan, como el hampa, la escasez y la devaluación, pero estoy claro: para ti las causas son unas, y para mi son otras. No creo en eso de “cada quién tiene su verdad”, porque la verdad es una sola, la tuya o la mía. El verdadero diálogo, no la negociación oportunista, sino la confrontación productiva de ideas, nos puede ayudar a encontrar la solución al problema, aunque no lo creas. Espero entiendas todo eso, y si no lo entiendes, esta carta no era para ti.Posiblemente te siga escribiendo luego. Saludos

Atte

Ernesto Soltero


Ciudadano de a pie 

Saturday, May 18, 2013

Las inconsistencias de Luis Britto, o cómo hablar mal del fascismo y quedar en evidencia

Luis Britto cayó en la tentación totalitaria, y no se dio cuenta


A Luis Britto García le tengo mucho respeto. Puedo decir, por ejemplo, que el capítulo dedicado al punk en su libro El imperio contracultural: del rock a la postmodernidad es uno de los escritos más serios y acertados que se han escrito en Venezuela sobre ese movimiento. En el plano literario, su libro Rajatabla es una obra maestra en la cual se pueden encontrar esas dosis de humor negro que comparte con su -todavía- amigo Otrova Gomas. Además, es un hombre que pese a su acervo intelectual y su postura izquierdista, no tiene problemas en reconocer su gusto por los comics o el cine de ciencia ficción. Pero Luis Britto sigue militando, 14 años después, en las filas del oficialismo, y es ahi cuando empiezan nuestras divergencias.

Recientemente se publicó en la prensa nacional, a manera de anuncio pagado por el Estado, un escrito panfletario de Luis Britto García sobre el fascismo. Puedo entender que su opinión al respecto difiera de la mía. Después de todo, para un liberal fascismo y socialismo son casi lo mismo, mientras que para un socialista el fascismo es un derivado del capitalismo. Pero aun así, hay algo que sigo sin entenderle al Sr. Britto: ¿de verdad cree que el chavismo se está enfrentando a una oposición facha? Porque de hecho, cuando Luis Britto habla de fascismo, parece estar hablando de socialismo del siglo XXI.




Lo opuesto se atrae...sobretodo cuando se parece mucho


En su panfleto sobre el fascismo nombra elementos que, a su juicio, son clave para definirlo. Por ejemplo, el hecho de que el fascismo y el nazismo tengan un origen minoritario, elitesco. Lo mismo se puede decir del socialismo, empezando por el mismo Marx que era un burgués. Además, la mayoría de las revoluciones socialistas (coloquialmente llamadas comunistas) fueron producto de la acción armada de grupos minoritarios que tomaron el poder, con intelectuales que nunca cargaron una cabilla pero se autonombraron “representantes de la clase obrera”. Excepciones existen: Salvador Allende fue electo democráticamente con 36% de los votos, lo cual no representa la mayoría de un país, sino el pedazo más grande de una torta picada en varios pedazos. Pero además, tratar de hacer un paralelismo con la oposición venezolana (que según cifras oficiales es de 49%) es torpe.

El otro punto importante es el de la alianza entre Estado y capital, lo cual se supone diferencia al socialismo radical del fascismo en el plano de la economía. ¿Que tal si hablamos de Gustavo Cisneros, un multimillonario que no ha sido expropiado ni ha perdido las concesiones de sus medios de comunicación por tener buenas relaciones con el gobierno?¿que tal si tocamos el tema de la boliburguesía, esa élite económica que se ha formado a través de privilegios estatales?.

El racismo y la xenofobia son otros elementos característicos del fascismo, aunque cabe agregar que varían según el país. En el nazismo patria y raza se confunden, por ejemplo, pero si hablamos de franquismo, España no es una unidad racial, sino cultural, que se propaga incluso a hispanoamérica. No por ello deja de ser chovinista, y la revolución bolivariana, en su afán de luchar contra lo que llaman “cultura dominante” también es chovinista. Tratar de crear una identidad homogénea en un país multicultural, en el cual comerse un perro o una pizza es tan común como comerse una arepa, en el cual una rubia de ojos verdes es tan común como el indio o el “afrodescendiente” es otra variante del fascismo.


Otro aspecto importante es la tendencia que tiene el socialismo del siglo XXI en buscar la identidad de un pueblo contando una versión mitificada y parcializada de la historia. Ya nisiquiera se trata de historias épicas al estilo de Venezuela Heróica, sino de próceres que lucharon por el socialismo cuando Marx ni siquiera había nacido. El culto al héroe se exagera al máximo. Las velas y tabacos encendidos en nombre de Bolívar ahora son religión de Estado.

Pero hay otro aspecto importante en el cual el Sr. Britto hace enfasis, sin darse cuenta del error que comete: el aspecto de la violencia. La violencia no es algo que diferencia al fascismo del socialismo, porque de hecho, así como el fascismo tuvo sus campos de concentración y sus masacres ¡el socialismo también!!!. Luis Britto García parece olvidar las atrocidades de Stalin, Mao, Pol Pot y el mismísimo Fidel Castro. Muertos que para el escritor venezolano no deben ser importantes, pues, el fin justifica los medios, sobretodo si ese fin es algo tan loable como la utopía socialista. Ese argumento podría ser utilizado por los fascistas a su favor. ¿Acaso Hitler no exterminó gente por su utopía “aria”?. Y no hablo del culto a la personalidad porque ya el tema se ha tocado demasiado...

El Sr.Luis Britto García puede dar clases de historia y de filosofía política. Puede hacer el esfuerzo por distinguir fascismo y socialismo, y de paso, justificar la lucha del gobierno contra la oposición por considerarla fascista. Pero sus argumentos parecen más bien definir el verdadero nombre del chavismo: Nacional-Socialismo del Siglo XXI. Aunque los socialistas radicales (o comunistas) a veces no se diferencian mucho.