Wednesday, December 31, 2008

La Rotunda pal coño!!! muerte al joropunk...

Todo empezó cuando me compré un cuatro (Instrumento tradicional venezolano) en el Centro de Caracas en epocas Decembrinas. Me lo llevé a mi casa, y al sacar por oído los acordes, comencé a sacar canciones de grupos como Ramones, Pearl Jam o los Rollings Stones. La mayoría de los temas no los había sacado nunca en la guitarra, instrumento el cual siempre toqué de manera muy básica (A lo Joey Ramone, como dirían Los Mentas).



Inspirado en el punk viejo que siempre me gustó, y ladillado de la música electrónica (movida de la que formé parte, pero de la cual me aburrí por un tiempo) empecé a escribir letras algo anormales, con una voz que se parecía a la Polla Records (y a veces a "una guacamaya con las bolas apretadas por un Alicate"). Pero la revelación llegó cuando comencé a hacer canciones con ritmos joropeados y cantarlos a mi manera. Me rodeaba gente en la escuela de artes de la UCV y en algunos pasillos de la misma universidad. Cantaba mascando chimó y tomando miche (La Autodestrucción criolla pues). Y mientras algunos se burlaban de mi anormalidad, yo me burlaba de ellos...y gozaba una bola sintiendo que me burlaba tanto del patriotismo xenófobo como de la gente avergonzada de su idéntidad...



Un día le mostré mis canciones al pana Pedro, guitarrista con el cual había hecho un proyecto llamado Los Niños Cantores de Nagasaki (Posterior a G.P.R.). Su reacción fue acompañarme con la guitarra, mientras yo cantaba y tocaba el cuatro. Pedro era el propio para tocar el joropunk...entendía la onda, quizas por tener las mismas referencias musicales que yo.



Dos bateristas pasaron por el grupo, Julio y Alejo...ey l último, debo reconocerlo, sabía tocar muy bien, pues, venía del Jazz, y nos ponía a parir al tocar rapido. En el intermedio habia llegado un bajista, el pana Rommel, a quien conocía desde que comencé la universidad, y quien nunca habia tocado con nadie, pero con oído suficiente como para aprender los tonos de las canciones...



Entre finales del 2007 y mediados del 2008 estuvo conformada la banda La Rotunda, y nos asumimos como joropunk (aunque ultimamente estabamos metiendo mucho ruido psicodélico). Posteriormente, en el mes de mayo llegaría la noticia de Pedro: Alejandro no quería tocar más en La Rotunda...no se sentía a gusto en la banda. Ciertamente el pana, tan tímido, y a la vez tan académico, se sentía apenado de tocar con unos músicos tan "punks" como nosotros, porque no hay otra forma de decirlo (o si la hay, pero sonaría peor).



Aun quedaban esperanzas de buscar un remplazo para Alejo...pero después los que quedabamos, Pedro, Rommel y yo nos sumergimos en cosas como el Trabajo o la Tésis de grado. ¿De que servía buscar un tipo que le diera coñazo a los cueros, sino teníamos tiempo para ensayar?. Todo se complicó además con un bajo que el pana Rommel no terminó de pagar....y nos acostumbramos a no ensayar ni tocar, cada uno en lo suyo.



Lo que faltaba para disolver el grupo ya pasó: Rommel, quien ya no tenía bajo, ha decidido vender su amplificador, y está pensando en mudarse para vivir sólo. En estos momentos, obviamente, su prioridad no es la música. Al final quedamos Pedro y yo (los que iniciamos esta vaina)...pero ya me da fastidio volver a empezar de cero. Bastante tiempo tardamos en montar un grupo de rock, y pueden ver las entradas más viejas de esta Bitácora para comprobarlo...no es tan fácil montarlo. Pero de seguro grabaremos algo, pues, La Rotunda solo dejó un par de tracks bien grabados...



En fin...el Joropunk se murió, aunque seguramente algo de ese repertorio lo tocaré en el futuro con otro proyecto. Me gustó eso de "cantar" y de tocar un instrumento en vivo...Paz a los restos de La Rotunda. "No hay futuro ná"...y saludos a la gente que nos apoyó en los toques o escuchó los mp3 en myspace...Este es el escrito que publico para despedirme, y espero no tenga demasiados errores de concordancia o redacción (estoy siendo espontaneo).



No hay futuro ná!!
Post a Comment