Sunday, March 15, 2009

Sobre Jello Biafra, los Dead Kennedy's y yo


Ni Bakunin ni Proudhon fueron quienes me hicieron entender el anarquismo. Fue un cantante de rock, quien me hizo comprender esa ideología. Hacía un año que yo había desarrollado un interés enfermizo en la música punk-rock, género este que me alejó de mis hermanos mayores, pues, lo consideraban de mala calidad. En el aspecto musical ya era, entonces, un adepto al género, pero su componente ideológico, el anarquismo, algo confuso para mi, fue finalmente asimilado por mi persona gracias a Jello Biafra, voz de los Dead Kennedy's.


De los Dead Kennedy's habría yo escuchado un par de canciones. Mis ganas de escuchar más quedaron satisfechas al conseguir un casette con un vendedor de grabaciones underground en la capital venezolana. A partir de ahí, supe que el punk podía ser agresivo y también psicodélico. La guitarra de East Bay Ray, con su delay, su distorsión rudimentaria y sus extrañas escalas le daban al grupo un sonido bastante marciano. Canciones como “Riot” no sólo incitaban al brinco y los empujones, también podían hacernos volar. El hardcore-punk norteamericano siempre fue más interesante que el sonido inglés, derivó incluso en lo que llamarían posteriormente “rock alternativo”. Era claro, aunque quizás los Dead Kennedy's no estuvieran concientes de ello, que una ciudad como San Francisco, cuna tanto del movimiento hippie como de la banda, había influido en su sonido.


Fue en 1994, sino me equivoco, que leí en un viejo fanzine venezolano llamado “El Clandestino” el discurso dado por Jello Biafra dos años antes en Rio de Janeiro, Brasil, en el marco del evento Eco 92. Una frase lo sintetizaba todo “anarquistas de la cabeza son aquellos que no joden ni son cabrones con los demás, luego de eso no necesitaremos policía ni leyes” ¿necesitaba acaso ser un académico para entender una explicación tan exacta?. Posteriormente busqué la palabra “anarquismo” en la enciclopedia Larousse, leí artículos del periódico “El Libertario” y algo de ello asimilé con grupos de punk en español.


No soy actualmente un anarquista, pero el anti-autoritarismo se me sale por los poros. No tolero, por ejemplo, el militarismo, y se que el poder puede sacar lo peor del ser humano. El pensamiento libertario tuvo influencia en mi, sin duda alguna. No puedo decir lo mismo del marxismo-leninismo, por ejemplo. No obstante, mi evolución como persona me acercó al pensamiento liberal, tan incomprendido y criticado como el anarquismo. Se, sin embargo, que pese a mis coincidencias con Jello Biafra, también existen diferencias irreconciliables entre el y yo.


Al igual que Jello Biafra llegué a odiar a personajes como Ronald Reagan y Margaret Tatcher, Posteriormente saqué la conclusión de que ambos mandatarios no habían sido tan malos, pese a su inmamable conservadurismo moral o su antipática política exterior intervencionista. Sus medidas económicas “neoliberales” fueron beneficiosas en sus respectivos países, y nada tuvieron que ver con su aspecto mojigato y belicista. Esa pacatería y ese belicismo, por cierto, siempre han estado tan presentes en el conservadurismo como en el socialismo real, y es posible que en este último haya sido mayor la presencia de ambos componentes.


Pero no importa si Jello Biafra es de izquierda y yo de derecha. Siempre respetaré más a un izquierdista no autoritario que a un stalinista, sobretodo cuando se trata de alguien que logró divulgar sus ideas políticas de una manera creativa y no panfletaria. Aparte de ello, siempre respetaré su aporte en territorios como el arte, y también el humor. Esta última fasceta es poco conocida por quienes no dominan el inglés. Tanto en las letras sarcásticas de Dead Kennedy's como en sus discos spoken word se puede apreciar ese aspecto humorístico del conocido político y punk-rocker norteamericano.


Aparte de ello, valga agregar la opinión que tiene Biafra acerca de la música de hoy, particularmente el punk-rock. Para Jello Biafra una banda como Blink 182 no es más que un producto. Pero, al parecer, siente más respeto por grupos como The Offspring, vista por sus detractores como otra banda californiana de punk comercial. Dos de los álbumes de esa banda, The Offspring, cuentan con una locución introductoria a cargo del ex-vocalista de Dead Kennedy's. Esos albumes son “Ixnay on the Hombre” y “Americana”, aparecidos después del éxito mundial de esa agrupación. Al parecer, Biafra siente más respeto incluso por The Offspring que por bandas históricas como Exploited, a quienes atacó en la canción “Nazi punks fuck off” y definió, hace poco en una entrevista, como “fantoches”.


Adicionalmente, valga acotar la colaboración entre Jello Biafra y los brasileros Sepultura en la canción “Biotech is Godzilla” (del album Chaos A.D.) y su inclusión como vocalista en el proyecto de hardcore-metal industrial Lard, junto a miembros de la conocida agrupación Ministry.


Hace algunos años, por allá en el 2003, los Dead Kennedy's reaparecieron en la escena musical con otro vocalista distinto a Jello Biafra, luego de un pleito legal en el cual los otros componentes del grupo se quedaron con los derechos de explotación de los temas de la banda, y vendieron “Hollydays in Cambodia” a la marca Levy's. Sin ser anticapitalista, recibí la noticia con antipatía, y no lloré por perderme la reunión de esa banda, pues, sus canciones ya no tenían alma. No estoy en contra de ganar dinero dignamente con el arte, nisiquiera si se trata de punk-rock...pero hay cosas que no se deben hacer.


Recientemente Jello Biafra redactó una carta abierta al presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, la cual buscaré traducir proximamente en buen español para publicar en este blog. Se trata de una epístola en la cual Biafra manifiesta sus reservas ante la opinión general de que “Los tiempos están cambiando”. Hace poco llegó a comparar el optimismo de los norteamericanos por el triunfo de Obama con el de Clinton en los años 90, dando a entender que en realidad no significaba nada. Jello Biafra apoya al partido verde estadounidense, y de ser yo de ese país, votaría por el Libertarian Party, pero ambos estamos de acuerdo en que no hay mucha diferencia entre republicanos y demócratas.

Post a Comment