Sunday, March 08, 2009

Discos. The Offspring (1989)

A algunos les parecerá extraño que hable en mi blog acerca de The Offspring, ya que, después de todo, se supone que quien escribe estas líneas no es muy amigo del sonido punk melódico californiano. No obstante, a pesar de que ese estilo no forma parte de mi banda sonora habitual, debo reconocer que hay unas cuantas bandas del género que me agradan, y aparte de ello, me hacen sentir nostalgia. La primera música punk que escuché fue precisamente la de Offspring y Green Day, cuando tenía yo 14 años... posteriormente los Sex Pistols desvirgaron mis oídos con los gritos de Johnny Rotten, pero esa es otra historia...

Empecé a escuchar The Offspring con su álbum Smash, a mediados de los 90. Si bien, muchos conocedores del género no consideraron que el disco fuera gran cosa, no es descabellado hablar de un sonido característico de la banda, derivado seguramente de la peculiar voz de Dexter, la cual siempre ha sido más cercana a la de un cantante heavy metal. Bad Religion ya había patentado el sonido del punk melódico californiano en la década anterior, pero el resultado era otro. Quienes acusaron a The Offspring de ser otra clonación de Bad Religion se equivocaron bastante...

Pero el disco de The Offspring que siempre tendré en alta estima es el primero, titulado como la banda, y editado en 1989, cuando nadie pronosticaba un regreso de la música punk-rock a las listas de exitos. Ese LP, editado originalmente en vinilo con un tiraje limitado, fue reeditado 6 años más tarde por Epitaph Records, aprovechando el éxito de la agrupación. En 1994, Smash se había convertido en el disco independiente más vendido en la historia del rock, y los dos primeros álbumes de el grupo fueron re-lanzados.

"The Offspring", de 1989, es un disco más cercano al viejo punk norteamericano de los 70/80. Contiene ritmos típicos del hardcore-punk de la época, y también sólos de guitarra y arreglos propios del rock´n´roll, algo parecido a T.S.O.L aunque con más melodía vocal. Por otra parte, el bajo, con su sonido golpeado nos recuerda a grupos más hardcore como D.R.I. En cuando a la voz de Dexter Holland, esta ya sonaba con su peculiar tono agudo, pero también más agresiva y burlona, como en los viejos tiempos. Llama la atención también la incorporación de guitarras acústicas o escalas arabes en un disco tan tipicamente punk.

Actualmente considero que los mejores discos de Offspring son precisamente los tres primeros, los editados entre 1989 y 1994. No oculto el agrado que me pueden causar algunos "hits" de la banda aparecidos después de 1997. Pero la ópera prima de esta agrupación, grabada hace dos décadas, sigue pasando la prueba cada vez que la coloco en mi equipo de sonido. No es como cuando coloco un disco de Nofx y siento que estoy escuchando música para gente menor que yo. Luego pienso "si tengo más de 25 años y lo sigo escuchando sin sentirme estúpido, entonces es bueno". Sigo considerando este álbum uno de los mejores que he escuchado, tomando en cuenta que he oído estilos más "profundos" como el post-punk, el free jazz o la electrónica experimental.



The Offspring en 1989, en el show de Wally George, Padre de la "televisión de combate", o valga decir...la tele basura




Versión del tema Blackball grabada en 1987...dos años después aparecería en el primer disco homónimo de la banda
Post a Comment