Wednesday, June 10, 2009

Apuntes sobre economía y anarquismo

He leído recientemente en el periódico venezolano El Libertario un reportaje sobre ICEA (Instituto de las ciencias económicas y de la autogestión), un centro anarquista enfocado en el tema económico. No es usual que los anarquistas estudien la ciencia económica. De hecho, muchos de ellos no la consideran importante, la ven más bien como una disciplina destinada a justificar el poder y el autoritarismo. Es por esa misma razón llegan a hacer críticas a modelos político-económicos sin saber en que consisten.

La existencia de una institución como ICEA, del tipo “think thank” (tanque de pensamiento) puede ser vista entonces como algo positivo. Es bueno que quienes se encargan de divulgar ideologías estudien, y no difundan panfletos vacíos llenos de lugares comunes. No obstante, debo hacer la misma crítica que le hago a la mayoría de los grupos anarquistas: se consideran contrarios tanto al marxismo como al capitalismo, pero su odio hacia el último es mucho más grande.

Anarquistas como Bakunin fueron expulsados de la primera Internacional por criticar las inconsistencias del dogma marxista. No obstante, aun existen hay anarquistas que consideran rescatable el marxismo por su análisis anticapitalista. Muchas décadas después, un liberal austríaco, Ludwig Von Mises pronosticó la inviabilidad del socialismo estatal en su libro Socialismo (1920). ¿Puede entonces seguir siendo válido el marxismo, tomando en cuenta que los anarquistas predijeron su colapso político, y los liberales su colapso económico?.

Pero hay más: el error de muchos anti-capitalistas, incluyendo a Marx, ha sido el confundir a esos “dos capitalismos”, uno estatal-intervencionista, y otro sin restricciones, y analizarlo como si fueran una sola cosa. No pocos catalogan a el liberal Adam Smith como “el padre del capitalismo”, y sin embargo, de poder el célebre economista escocés observar el funcionamiento del capitalismo estadounidense se estaría revolcando en su tumba.

Opino que lo más parecido en teoría económica al anarquismo es el libre mercado. Los anarquistas, partidarios de la eliminación del Estado, son también partidarios de la eliminación de la moneda. Pero no se percatan de que una economía sin Estado en la cual todo se obtiene mediante el trueque es también una forma de mercado libre. Es una suerte de liberalismo económico rudimentario.

Sistemas económicos como el venezolano, caracterizados desde hace años por un Estado que otorga concesiones a grupos privilegiados mientras ahoga a la mayoría de la población con impuestos y burocracia no pueden ser catalogados como liberales o neoliberales. Pueden ser llamados “capitalistas” en el sentido de que existe (aun) la propiedad, la empresa privada y la concentración de “capital”, pero nunca como “de libre mercado”.

En cuanto a las supuestas semejanzas entre “capitalismo” y “socialismo” de la cual hablan mucho los anarquistas, hay que dejar claro que a pesar de que en ambos sistemas existe el Estado y la autoridad, en uno hay más libertad económica que en el otro. Incluso en el capitalismo de Estado intervencionista y capitalista hay más libertad que en el socialismo, basta con cruzar la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur para darse cuenta.

Culmino diciendo que mi punto de vista no es para nada original. Anteriormente otros grupos libertarios catalogados como anarcocapitalistas, agoristas y mutualistas, entre los cuales existen incluso quienes se consideran “izquierdistas” o creyentes de un libre mercado “sin capitalismo” han escrito sesudos ensayos y artículos sobre el tema. Posiblemente aquéllo de ser “anarcocapitalista” o “anti-capitalista de libre mercado” suene paradójico, pero como dijo un amigo mío: “ las ideologías son como los interiores...”, y por supuesto, no hay sólo dos colores de calzoncillo...


Post a Comment