Tuesday, May 26, 2009

¡¡La Rotunda Regresa!!!!

No pudimos grabar el disco completo, porque Rudy Gutierrez (El productor, también conocido como Palmar) se nos fue al exterior. En cambio, logramos recuperar la fé en un proyecto musical que creiamos muerto. La Rotunda, con tan sólo dos de sus miembros originales, Rommel Vásquez y Ernesto Soltero (mi persona), ha grabado recientemente tres canciones, con un sonido profesional apto para la radiodifusión, sin perder la fuerza que caracterizó a la banda en vivo. Pedro Briceño, gran amigo y guitarrista, asistió inexplicablemente a una sola sesión de grabación, pero nos dejó una cantidad de increíbles riffs para los temas “La Santa Inquisición” y “Canción de La Rotunda”.

Nos separamos oficialmente en Diciembre, cuando teniamos meses sin ensayar ni tocar . Fue en realidad un formalismo, pues, una banda que no toca ni ensaya no existe. Personalmente me sentí frustrado, pues, se abortaba un proyecto musical, a mi juicio, bastante original e innovador (lo digo sin ninguna clase de complejo, aunque suene egolatra). Aparte, el hecho de disolver una banda con tan sólo una canción bien grabada, la cual no era la mejor de nuestro repertorio (aunque si la más graciosa, tal vez) me causaba piquiña. Hablo de “La Arepa e chicharrón”, una canción la cual, personalmente, considero la peor mierda que he escrito en mi vida (risas). No puedo decir que ese tema sea malo por el hecho de tener tan sólo dos acordes y un falsete ronco y desagradable (más risas), pues, su “atorrancia” está justificada. Pero es frustrante que un grupo con temas “más serios”, sea conocido por la mayor de sus payasadas...

Tras meses de lamentarme por la disolución de una agrupación en la cual me gustó tanto tocar terminé preguntandome “¿por qué carajo no asumir La Rotunda como un proyecto personal y ya?”, No sonaba tan descabellado, tomando en cuenta que las canciones fueron escritas por mi. Me decidí, entonces, cual Lemmy de Motörhead, por grabar los temas por mi cuenta y después buscar músicos para tocar en vivo. “Si no consigo con quien tocar, al menos dejo material bien grabado”, fue la otra cosa que pensé.

Posteriormente vino la oferta de Rudy Gutierrez, músico y productor venezolano, amigo mío además, quien me ofreció grabar algunas canciones en su estudio particular. Se lo conté a Rommel, quien fuera el bajista del grupo, y se mostró bastante abierto a grabar pistas con las cuatro cuerdas graves y hacerme algunos coros. Debo reconocer que aunque Rommel no es un virtuoso de su instrumento, supo aceptar críticas constructivas y poner más de su parte al tocar. Son muchas las cosas que uno aprende en estudio cuando graba cualquier instrumento y acepta las sugerencias del productor. En cuanto a mi, hice trampa con el cuatro: los ritmos más “atravesaos” se los dejé a Rudy (él tiene la técnica de la cual yo carezco, golpea las cuerdas como si fueran un instrumento de percusión). En cambio, me encargué totalmente de las guitarras en la canción “Juan Bimba” (la cual siempre quise grabar) y metí arreglos de armónica en el tema “La Rotunda”.

Rudy Gutierrez, quien nos ayudó con estas tres canciones, se nos va del país. Tiene casi 20 años en el mundo de la música y no ha tenido suerte aunque si ganas. Sabe componer muy bien y se le da muy bien mezclar en la cónsola. Siendo oriundo del estado Lara, no tuvo mejor suerte en la capital. Me preguntó si Rudy necesitó un buen manager. Me pregunto si Rudy necesitaba una banda para tocar en vivo. También me pregunto porque las emisoras de radio decidieron poner en su programación regular lo más convencional de su repertorio. Por ahora, me conformo con cumplir con la promesa que le hice: promocionarlo como productor y hablar muy bien de su trabajo. Sólo lamento que no hayamos hecho más grabaciones juntos. Pero Rommel y yo, los que quedamos en La Rotunda, ya estamos entusiasmados con la idea de divulgar el material que grabamos y buscar con quien tocar. Al igual que “Juan Bimba” (favor escuchar la letra para entender) La Rotunda somos dos. “No hay futuro ná”, decía el “manifiesto joropunk”, pero ahora creo todo lo contrario, pese a la situación del país...

P.D.: ¿Alguien tiene un bajo que nos preste para poder seguir grabando?. Agradeceriamos el préstamo... gracias.

Post a Comment