Thursday, May 18, 2017

Foro: Comunicación y Libertad ¿Existe libertad de expresión?

Siempre me han interesado las ideologías. No obstante, fue hace 10 años cuando decidí, formalmente, incursionar en el activismo. Previamente, mi participación se limitaba a decidir si participaba o no en elecciones. Tenía cierto interés escéptico por el anarquismo clásico, el cual me agradaba, pero me parecía muy utópico. Luego me hice formalmente seguidor de la doctrina liberal. Al ver el rumbo que tomaba el gobierno venezolano, declarandose radicalmente socialista, sin términos medios, supe que el chavismo estaba contra mis principios.

Fue precisamente en esa época que "cerró" RCTV. ¿Por qué las comillas? Porque técnicamente no cerró. Porque ni la sede del canal fue expropiada, ni la empresa dejó de existir. Simplemente el gobierno decidió no renovarle la concesión para transmitir su señal. 

Por supuesto que fue una represalia contra un canal de televisión crítico contra el chavismo. Pero no fue nada ilegal. El gobierno actuó como quién es dueño de un inmueble y decide desalojar a sus inquilinos. Valga aclarar que este último ejemplo se aplica mejor en otros países donde se garantiza el derecho a la propiedad.

Que los gobiernos sean dueños de una señal de radio, televisión y hasta ondas de telefonía celular no es nada nuevo ni único en el mundo. No obstante, ello no significa que sea lo correcto. Algunos argumentan que debe ser así, que sólo el Estado tiene la capacidad de administrar algo tan caótico como el espectro radioeléctrico. Pero cuando se implementó la primera ley de comunicaciones en nuestro país,Venezuela, tan sólo existía una emisora. Esa primera ley sirvió para justificar la censura indirectamente.

¿Se imaginan si Internet estuviese tan regulado como las ondas hertzianas? Sería como Corea del Norte. En el mejor de los casos, hubiese unos cuántos sitios webs privados (muy pocos, seguramente) pero con control estadal indirecto, con poca variedad de contenido. Actualmente en Venezuela el Estado también es dueño del papel periódico, lo cual nos hace volver a la época de la monarquía absoluta, una época en la que la nobleza otorgaba privilegios o permisos sólo a particulares de su preferencia. Obras clásicas como Don Quijote se publicaron sólo porque así lo quisieron los reyes.

Todo esto lo escribo a propósito de un foro en el cual estoy participando como organizador, a realizarse el día 25 de Mayo en Caracas en el IUTAV. Pero a pesar del tema, debo aclarar que no es un conversatorio sobre política, sino por el derecho a ser ajeno a la política. Porque el Estado se mete tanto en nuestras vidas, que no podemos pensar en otra cosa. Vamos a las panaderías (sin pan), nos conectamos a nuestra cuenta twitter, cobramos un cheque, prendemos la tele o vemos una valla en la autopista y todo es política, y en el mal sentido de la palabra.

El foro, organizado por el movimiento al cual pertenezco, no es, sin embargo, un foro libertario. Entre los ponentes hay personas relacionadas con los medios que simplemente han visto como su oficio corre peligro por el simple hecho de querer divulgar otro punto de vista. Unos creen en la objetividad periodística. Otros no tienen ningún remordimiento en ofrecer un punto de vista parcializado pero ¿quién dice que una persona no tiene derecho a expresar su opinión, por más sesgada que nos parezca?¿Acaso debe un gobierno decirnos que opiniones tenemos que expresar? 

La libertad de expresión no incluye sólo opiniones ideológicas. Cosas como la música, el cine, la literatura o los sitcoms pueden ser vetados por un gobierno, aun cuando no expresen opiniones políticas Hitler censuró el arte moderno por "degenerado". Stalin censuró a Anna Ajmátova por no hacer poesía revolucionaria.  Pero este es mi punto de vista, la explicación de por qué decidí organizar este foro. Cada ponente, de seguro, tiene algo que decir al respecto. 

La cita es el 25 de Mayo, en Los Dos Caminos, Mun. Sucre del Distrito Capital. Si vives Caracas, escribe un correo a mlvcaracas@gmail.com y solicita tu inscripción.






Post a Comment