Friday, March 12, 2010

GENTE QUE APESTA: Mario Silva (El inmamable de la gorrita roja)


Arriba: Supuesta foto de Mario Silva (o Mario Antisemita) en un McDonald's de la Capital Venezolana. ¿Verdadera o falsa? al menos es mas creible que la del monstruo del Lago Ness.

Poco importa si somos opositores o gobierneros. Todos, alguna vez, lo hemos visto, aunque esa no haya sido nuestra intención. Manipulamos el control del televisor, sintonizamos sin querer el canal 8, y allí está él, con discurso político tan mal fundamentado, lleno de difamaciones, lugares comunes y razonamientos ramplones.

A Mario Silva (o Mario Antisemita, como lo llamo yo cariñosamente) se le nota que no hay nadie que le discuta. Es un ser incapaz de debatir con un contrario, que está acostumbrado a hablar solo o con otros seres idénticos a él. Su personalidad tan repulsiva hace que gente como yo se enganche por unos minutos a su programa hasta no aguantar más esa dosis de mierda. Nos quedamos con las ganas de refutarle, en persona, sus argumentos tan débiles. Por experiencia, se que podría callarle la boca…a no ser que el susodicho “Mario Antisemita” pegue gritos iracundos y me acuse de fascista, típica respuesta de un ser tan cuadrado de mente. La verdad, me ha sucedido con gente semejante a él.

Pero el problema de Mario no es que sea socialista y predique una ideología contraria a mis principios. Es que lo hace muy mal. Mario Silva jura que los adecos y los copeyanos son ultra-liberales, cuando la verdad es que durante la era puntofijista, el Estado ya era el gran empleador y patrón de éste país. Más del 60% de las empresas eran estatales y no privadas,. No todo el mundo lo sabe, por supuesto, pero ¿no debería alguien que habla de política saber lo que dice?. Que me hablen de capitalismo salvaje porque Carlos Andrés Pérez aumentó la gasolina en el 89 o porque en su gobierno privatizó CANTV es demasiado ridículo. Pero algo si está claro: Mario es anti-liberal, aunque meta en el saco del liberalismo o de la derecha cualquier cosa contraria a sus principios.

Querido Mario. Deja de criticar lo que no conoces si no tienes fundamento. Si tanta tirria te causa la propiedad privada a los derechos individuales, entonces por favor, prestame tu carro o tu apartamento, pues, he de suponer que no sientes ningún apego a esos objetos “personales” y que, al igual que todo lo socialista, es de todos y no es de nadie. De todas maneras ¿para que pedirte algo que no es tuyo? Mejor te lo quito, y te lo devuelvo si me da la gana. Si un día te veo comiendo en una panadería o en un restaurant, te arrebataré, porque me da la perrísima gana, el cachito que te estas comiendo, sin permiso, para darle un mordisco…al menos que tenga mas hambre y decida comermelo completo. ¿O acaso consideras que arrebatarte el fruto de tu trabajo es un robo?. Y recuerda Mario, la unica diferencia entre un fascista y un comunista es el color de la camisa…la tuya debe ser roja rojita, por supuesto.

P.D.: Con este post inauguro oficialmente una nueva etiqueta para mis articulos: "Gente que apesta". Facilito, de esta manera, la busqueda de los seres mas inmamables de este blog.


Post a Comment